Archivo | enero, 2013

Cómo encontrar el mejor bróker de CFDs

24 Ene

1. Costes y comisiones
Todos los proveedores de CFD cobran a sus clientes una comisión por cada operación, un porcentaje de la operativa que por lo general oscila entre el 0,1% y el 0,5%. Además de eso es una práctica común entre los brókers cobrar un cargo mínimo, que por lo general está entre 10 y 20 euros. Diferentes productos tienen diferentes comisiones por lo que habría que calcular un índice de comisión por cada proveedor de CFD para tener una indicación de lo baratos o caros que son.
2. Margen requerido
El Contrato por Diferencia (CFD) es un producto apalancado, por lo que se paga un porcentaje del valor del instrumento subyacente (a lo que se denomina margen). Las garantías requeridas varían entre los brókers, pero por lo general oscilan entre un 10% y 20%. El requisito de margen puede ser mayor y depende de la liquidez y la volatilidad del mercado.
3. Disponibilidad de activos con los que operar
La lista de CFDs disponibles puede variar entre los proveedores, por lo que si lo que le interesa es un producto determinado, asegúrese que está disponible a través de CFDs en el proveedor que elija.
4. Intereses en las posiciones durante la noche
Al ser el contrato por diferencia un producto con margen, el funcionamiento es pedir ‘prestado’ el dinero de su proveedor para operar, a cambio su proveedor le cobra intereses para las posiciones mantenidas durante más de un día. La tasa para las posiciones largas es de 2% sobre la tasa de referencia (generalmente el LIBOR).
5. Sistema de trading y servicio al cliente
La satisfacción del cliente proporciona una idea de lo buena o mala que una determinada compañía es. También la usabilidad del sistema de trading, la facilidad de uso, fiabilidad y diseño de la plataforma, son importante.
6. Reputación y Acreditación
Es imprescindible asegurarse que el bróker con el que opera está regulado por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Existen varios chiringuitos financieros que puede que no sean capaces de cubrir las posiciones de sus clientes, por lo que hay que reafirmar que el proveedor está regulado por un ente oficial.

Los CFDs son un producto apalancado que conllevan un alto nivel de riesgo y pueden ocasionar pérdidas que excedan su depósito inicial. Asegúrese de que comprende por completo el riesgo que implican y realice un seguimiento constante de su inversión.

A %d blogueros les gusta esto: